sábado, 12 de abril de 2014

"Mono no aware": sensibilidad por y para la belleza

De todos es conocida, la gran sensibilidad que derrocha la cultura y arte oriental y en especial la japonesa.

El término “mono no aware”, es un concepto o característica básica, especialmente de la literatura, pero totalmente extensible y aplicable al resto de las artes japonesas, un concepto estético que empezó a evolucionar en la era “Heian”, hasta nuestros días y relacionado o traducido como sensibilidad o empatía. Este concepto o idea tan puramente oriental, posiblemente no encaje con la concepción del mundo que tenemos los occidentales.


El “aware” o “mono no aware” hace referencia a esa emoción básica, esa sensibilidad o capacidad de sorprenderse o conmoverse, de sentir cierta melancolía o cierta tristeza ante lo efímero, ante la vida y el amor, que en general tienen los japoneses. Es la capacidad de sentir compasión o piedad, sin influencia alguna de religiones o credos. Es un sentimiento puramente humano que va más allá de lo superficial y se centra en algo más profundo.


El ejemplo más práctico y probablemente más conocido para todos del “mono no aware” es sin duda, la pasión de los japoneses por el “hanami”, especialmente por la apreciación del florecimiento de los cerezos. Las flores de cerezo, o “sakura”, desaparecen en unos días, unas semanas como mucho; son increíblemente efímeras y es justamente eso lo que conmueve a los japoneses, que las observan con sensibilidad pero también con cierta tristeza y melancolía ante lo que simbolizan: el paso del tiempo, representan lo efímero de nuestra existencia humana.


Todos tenemos y cumplimos un ciclo en nuestra vida y en la vida de los demás; todo tiene un ciclo, que en el mundo desde los animales y los árboles, hasta las montañas y los ríos, tienen un principio y un final y que la destrucción de algo, a final de cuentas, es parte de un ciclo inevitable del cual formamos parte. Pero en este ciclo también comprende y trata de disfrutar de aquellas pequeñas cosas que hacen que la vida muchas veces valga más la pena, la belleza de las cosas llega a su fin, pero también podemos conservar un tanto de esa belleza dentro de nosotros.


Tenemos que tratar de captar y ser sensibles a esa belleza, la belleza que se encuentra en todo lo que nos rodea, valorar el tiempo que tenemos en nuestro día a día, esa libertad para disfrutar de cosas tan hermosas como una lluvia de pétalos rosa. Esta marcada y especial sensibilidad caracteriza y aparece de manera notable en el arte del ikebana, albergando en su interior esa particular esencia de la belleza efímera. Un ikebanaka, un ikebana debe ser capaz de atraparnos en el tiempo, en sus motivos y elementos florales debe estar presente el pasado, el presente y el futuro.


Las palabras del maestro Kikayama Keita lo define como: "el sentimiento profundo que nos embarga al contemplar una hermosa mañana de primavera, y también la tristeza que nos sobrecoge, al mirar un atardecer otoñal. Pero, ante todo es un sentimiento de delicada melancolía que puede derivar en una profunda tristeza al sentir hondamente la belleza caduca de todos los seres de la naturaleza.”


Esta idea de una búsqueda ideal de la belleza, de un estado de contemplación donde se unen el pensamiento y el mundo de los sentidos, es característica de la innata sensibilidad japonesa por y para la belleza.

viernes, 7 de marzo de 2014

Japón en Cordoba. Exposición de Ikebana de la Escuela Enshu

Con motivo de los actos y actividades conmemorativos de "Año Dual España - Japón. 400 Años de Relaciones", la preciosa ciudad de Córdoba, cuyo casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994, aunque diez años antes, en 1984, lo había sido la Mezquita-Catedral de Córdoba; se une a esta celebración acogiendo diferentes actividades, eventos y exposiciones. Posteriormente dicha organización, amplió el título de  Patrimonio de la Humanidad no sólo a la Mezquita Central, sino también a todo el conjunto urbano que la rodea. Además en diciembre de 2012, Córdoba recibió otro distintivo más: La Fiesta de los Patios fue reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.


Bajo el nombre de "Japón en Córdoba" y entre el 11 y 30 de marzo, instituciones oficiales de la ciudad, como el Ayuntamiento, la Diputación, el Consorcio de Turismo y el Patronato Provincial de Turismo, organizan los diferentes actos y actividades a lo largo de la ciudad en los edificios y monumentos mas emblemáticos de la misma; estas contaran con el patrocinio y colaboración de otras empresas privadas y entidades de la ciudad.


La Mezquita-Catedral, el Palacio de Viana, el Templo Romano, el Alcázar de los Reyes Cristianos, el Castillo de Almodovar (Almodovar del Río) o el Real Jardín Botánico de Córdoba, entre otros, acogerán las diferentes actividades. Habrá exhibiciones de taiko (tambores japoneses), concierto de shamisen (laúd japonés), demostraciones de kitsuke (cómo vestir el kimono japonés), exposición de ikebana (arte floral japonés), conciertos de koto (arpa japonesa), exposiciones de bonsáis, conferencias, actividades al aire libre, degustaciones de comida tradicional japonesa y mucho más.



Dentro de la programación, entre el 28 y 30 de marzo, en la Sala A. J. Cavanilles, del Real Jardín Botánico de Córdoba, se podrá visitar la Exposición de Bonsáis e Ikebana, a cargo de la Asociación Cordobesa de Bonsái y la Escuela Enshu de Ikebana.



Una buena oportunidad para descubrir esta maravillosa ciudad, Patrimonio de la Humanidad, así como conocer y descubrir diferentes aspectos y artes de la cultura japonesa.

Dar las gracias a M.M. y M.C. por la información aportada y colaboración.

martes, 11 de febrero de 2014

¡¡¡¡¡ Domo arigato !!!!! 150.000 visitas

Cuando se han cumplido tres años (tres años y cuatro días exactamente), de la publicación del primer artículo en este blog, quiero dar las gracias, muchísimas gracias a mis fieles y leales seguidores, asiduos lectores y curiosos visitantes de “Ikebana; el Arte floral Japonés”; dar las gracias y expresar profundamente mi agradecimiento, pues gracias a todos vosotros hemos alcanzado y conseguido 150.000 visitas. 


Agradecido y contento, pues poco a poco y entre todos vamos difundiendo y dando a conocer este maravilloso arte llamado Ikebana. Por ello, una vez más, tengo que agradeceros sinceramente vuestro seguimiento y acogida, convencido de que este blog es tan mío como vuestro y os animo ha seguir descubriendo este arte, contando siempre con vuestro comentarios, opiniones y sugerencias. Así como invitaros a uniros como nuevos miembros y seguidores del blog; entre todos iremos creciendo y extendiendo el arte del ikebana. 

¡¡¡¡¡ Muchisimas gracias !!!!! ¡¡¡¡¡ Domo arigato !!!!!

lunes, 6 de enero de 2014

Video: Un Año de Ikebana

"Un Año de Ikebana", recoge todos los ikebanas realizados y creados durante el año 2013. 

Un precioso vídeo producido por el creativo y original trabajo de Argi Griego Social Media; impecable profesional en la producción de vídeos. 

La música es el tema "George's Waltz" perteneciente a la banda sonora de la película "A single man", compuesta por el compositor japonés Shigeru Umebayashi. 


Espero y deseo que os guste el vídeo; solamente has de verlo, relajarte y disfrutarlo, posiblemente te traslados allá donde tu mente e imaginación te lleven.

Este reciente e inagurado año nos espera lleno de nuevos Ikebanas.

¡¡¡Muchas gracias!!!

domingo, 22 de diciembre de 2013

Flores de Invierno y Navidad

Hoy, en esta fría tarde del 21 de diciembre, entró el invierno; a partir de ahora los días serán más cortos, las noches más largas y las temperaturas más bajas a medida que nos alejamos del Ecuador.

Ya que la mayoría de las flores crecen en primavera y verano, las especies que florecen en invierno tienen un punto mágico que llama mucho la atención, pues sobreviven al frío y a la estación en la que todo duerme y más cuando florecen o se encuentran en pleno apogeo en los albores de la estación, prácticamente coincidiendo con las Navidades.


Estas son algunas de las flores, plantas o arbustos que durante el frio y gélido invierno florecen, alegrándonos los sentidos. Y como es Navidad (casi casi), os traigo una pequeña selección de flores que adornarán nuestros hogares bien en ikebanas o cualquier arreglo floral y nos cautivarán a todos con sus colores brillantes. Colocar en casa flores de temporada, vestidas con sus pétalos rojos y blancos en contraste con un mar de verdor, dará, sin duda, un toque muy especial a la decoración.


Para empezar, unos clásicos como son el acebo y la hiedra, igual que las coronas y guirnaldas de pino, son un adorno fragante y navideño perfecto para colocar en la repisa de la chimenea, en la mesa o incluso en la puerta de casa, dando la bienvenida a los invitados.


Poinsettia o Noche Buena: también llamada Flor de Pascua, es una de las más populares. De origen mexicano, es conocida también como Estrella de la Navidad, por sus hojas de color rojo en forma de estrellas. La versión roja es todo un icono en las Navidades, pero también resulta impresionante en tonos borgoña, blanco, verde o rosa.


Eléboro: también conocido como Rosa de Navidad o Rosa de Invierno, no pertenece en realidad a la familia de las rosáceas. Florece en Europa, el Mediterráneo y Asia occidental. Cuenta con cinco pétalos en forma de cuenco, llamados sépalos, que a menudo florecen cerca del 25 de diciembre. Es realmente bonita y resulta una flor muy preciada y cotizada.


Muérdago: El muérdago ornamental se asocia con una deliciosa tradición: el beso. ¿Has visto esas románticas películas navideñas donde se cuelgan ramitas por encima de un umbral para atraer a las parejas que han de besarse, de pie bajo su mirada? Con sus pequeñas bayas blancas, esta planta es el antiguo símbolo celta y nórdico del amor. La tradición también cuenta que el muérdago, bien se regala o te lo regalan. Se ha de colocar en la entrada principal como portador de buena suerte.


Amaryllis: es una planta tropical nativa de África Central y Sudáfrica. Ahora se consigue en todo el mundo y es genial porque necesita un cuidado mínimo, por lo que es una buena opción para los jardineros novatos. Mientras que se pueden cultivar en la tierra, generalmente se la ve plantada en macetas y puede vivir en interior y exterior. Sus increíbles flores rojas, que también pueden ser de otros colores, añaden mucho encanto.


Paperwhites: también llamado Narciso Tazetta, es una variedad aromática del Narciso; es un presente muy popular en los últimos días de las fiestas, después de la llegada de Año Nuevo. Distinguidas por sus delicados tallos largos, flores blancas y olor fragante, son una hermosa y refrescante alternativa a la Flor de Pascua y el acebo, para aliviar de las últimas semanas de rojo y verde. Simplemente espectaculares.

Pero por supuesto no solo tenemos estas flores, contamos con una gran variedad para dar color y ambiente, en definitiva, crear una armonía perfecta acorde a estas fechas.
Desde aquí desearos a todos
* Feliz Navidad *
                        * Merry Christmas*
                                                     *Joyeux Noel*
                                                                          * Buon Natale*
                                                                                             *Shinnen Omedeto *

viernes, 15 de noviembre de 2013

"Kiku": el crisantemo, flor de otoño

Estamos en otoño, época de pausas y sosiego, aunque para nuestra fortuna y deleite, la Naturaleza nunca se detiene, siempre nos depara con una grata sorpresa que nos deleita en cada estación. Si tuviéramos que elegir una planta o flor estrella de otoño, sin duda el puesto “número uno” se lo llevaría el crisantemo.


Crisantemo proviene de la combinación de la palabra griega “chrysos” que significa oro, con la palabra “anthos”, que significa flor, así que la palabra crisantemo significaría literalmente “flor de oro”. Esta noble flor ha sido retratada a menudo como símbolo de perfección en muchas culturas. Todo un logro para una flor que comenzó como una pequeña y sencilla margarita amarilla.


Los crisantemos son híbridos complejos que ofrecen numerosas variedades aptas para todos los gustos. Sus inflorescencias son tan diversas que nos permiten elegir entre un gran surtido de formas y colores variados, como ámbar, dorado, naranja, morado, violeta, blanco y matices rojos y rosas, entre otros. Así como plantear innumerables diseños y creaciones para ikebanas, centros, arreglos florales, arriates o hermosos y bonitos ramos de flor cortada.


En Japón el crisantemo se llama “kiku” y fue introducido en el país, probablemente en el siglo VIII. Los japoneses se refieren al crisantemo como su “flor solar”, la familia imperial japonesa lo adopto como su emblema y el sello del propio emperador. La flor se representa con 16 pétalos dorados y radiantes como los rayos y llamas del sol, el centro de la cual simboliza el estado del emperador en el esquema de las cosas.


Longevidad y felicidad, son atributos de ambos. De hecho se le considera la flor nacional. El “Trono del Crisantemo” (Kikukamonshō o Kikkamonshō) es el nombre dado a la posición del Emperador de Japón. El crisantemo o “Kiku”, es la divisa o corona (monshō) del emperador. Así la flor representa a éste y a la Casa Imperial de Japón.


Es muy evidente el amor que tienen los japoneses por la flor del crisantemo. Cada año entre octubre y diciembre realizan y organizan a todo lo largo y ancho de Japón muchísimas exhibiciones, exposiciones, festivales que homenajean a esta flor. De las más conocidas, populares y afamadas, la exposición de crisantemos que se lleva a cabo en el Santuario Meiji y en el Templo Asakusa Kannon, en Tokyo, son de las más importantes. Se pueden ver también en muchos castillos, santuarios y jardines por todo Japón, como en Nagoya, Okayama, castillo de Matsumoto, Gokoku, Kasama Inari, Hirataka Koen.....


Dentro de estas exposiciones y exhibiciones, encontramos una curiosa y original forma de exhibir el crisantemo, conocida como “Kiku Ningyo”. El “kiku ningyo” es el arte de crear figuras de personas y animales, utilizando un gran número de crisantemos.


Estas demostraciones representan por lo general famosas escenas de la historia utilizando figuras a tamaño real adornadas por flores vivas, una forma únicamente japonesa de arte que se hizo popular durante la Era Meiji.


Los crisantemos, son un género de alrededor de 30 especies, de origen asiático, pero ampliamente extendido por todo el mundo; es una hermosa flor cargada de simbolismo. Mientras en Occidente, es tradición utilizarlo como ofrenda floral en el Día de los Difuntos, aunque no por ello deje de ser y llenar con abundancia y alegría los hogares como planta ornamental; en Oriente, representa la longevidad, por eso también es una flor ritual muy frecuente en determinadas ceremonias.

sábado, 19 de octubre de 2013

Inaguración de la Exposición de Ikebana del 40º Aniversario de la Escuela Enshu

El pasado 8 de octubre, con un sencillo y emotivo acto celebrado en el auditorio del Ateneo de Madrid, tuvo la presentación e inaguración de la Exposición de Ikebana "Mensaje Floral para la Esperanza" con motivo del 40º Aniversario de la fundación de la Escuela Enshu en España; enmarcada en los diferentes actos que celebran el "Año Dual España-Japón. 400 años de relaciones".


El acto fue presentado por la reconocida periodista y presentadora de "CuatroTV", Marta Reyero y contó entre otros con la presencia del Sr. Ministro Embajador de la Embajada de Japón en España y el Sr. Presidente de la Escuela Enshu del Japón Ichiba Ashida, uno de los mas importantes y prestigiosos maestros del ikebana.


Después de unas breves palabras del Sr. Ministro Embajador, asi como del Sr. Presidente de la Escuela Enshu; le tocó el turno a nuestra directora y maestra de la Escuela Enshu en España, Masako Ishibashi.


Durante la alocución, todos los alumnos de la Escuela Enshu, acompañamos a nuestra maestra en el escenario, mientras sus palabras, por un lado mostraban agradecimiento a todos los asistentes y por otro lado ofrecian un mensaje de esperanza en España contra la crisis económica, y también un mensaje de esperanza a Japón, en la reconstrucción de la zona damnificada por el tsunami del 2011.


Para finalizar el acto, la dulce y melodiosa voz de una alumna de la escuela, junto a la pianista Chieko Aizawa, interpretaron en japonés, una emotiva canción que hablaba sobre la esperanza y la primavera.

Después del acto de inauguración se ofreció un coctel y vino español entre la cafetería del Ateneo y la exposición, en donde los invitados y asistentes al acto pudieron contemplar los ikebanas y obras expuestas por todos los componentes de la Escuela Enshu, incluidos maestros Ichiba Ashida y Masako Ishibashi y familia.


Desde aquí agradecer todas las felicitaciones y muestras de cariño de todos los asistentes al acto de inauguración, así como a todas los familiares, amigos y personas desconocidas y anónimas que visitaron la exposición en los días posteriores, mostrando su interés, sorpresa y felicitaciones. A todos muchísimas gracias.


Para finalizar, el siguiente video se muestra todos los ikebanas expuestos en nuestra exposición. Espero que os guste.


¡Dōmo arigatōgozaimashita!


Comentarios por Facebook