jueves, 7 de enero de 2010

Origen e historia


Los primeros arreglos florales o Ikebanas fueron realizados por monjes budistas en el siglo VI D.C., en un principio surgen como una necesidad religiosa para adornar los templos y altares y efectuar ofrendas; los primeros datos escritos en poemas o ensayos, alabando la belleza de las flores en recipientes se remonta al siglo X, en el Kokin Waka Shu (libro de poesía)"...en un recipiente coloca una rama de ciruelo en flor..."; destacando la difusión, a través de la alta sociedad aristocrática japonesa, del interés por el disfrute de los adornos florales. Posteriormente se usa como fondo decorativo para la ceremonia del te (chabana), popularizando los arreglos florales por motivos no religiosos, extendiéndose más tarde esta practica a las casa particulares.

Con el dominio de los samurais en el periodo Kamukara, se producen importantes cambios sociales con la implantación de nuevas costumbres y gustos. En arquitectura nace el "tokonama", espacio sagrado del salón y lugar destinado a colocar los arreglos florales.

Es en el siglo XVI, cuando se crean las primeras reglas precisas y complicadas para los arreglos florales que posteriormente darán pasa a los diferentes estilos del Ikebana, así como a la aparición de las primera escuela de Ikebana (Escuela Ikenobo).

Curiosamente, este arte tan sutil no estuvo permitido practicarlo a las mujeres hasta bien entrado el siglo XIX; hasta entonces, fue exclusivo de nobles, sacerdotes o guerreros. En la actualidad son preferentemente las mujeres las que practican este arte, aunque los grandes Maestros Superiores de las principales escuelas, siguen siendo hombres.

Con el tiempo, a través de los siglos, el concepto Ikebana a variado desde el haber estado enfocado a ser una tradición meramente ceremonial o religiosa, a ser lo que es hoy un concepto mayoritariamente laico con fines decorativos.

Actualmente, en la mayoría de las escuelas japonesas, la tradición y el simbolismo afortunadamente persisten. La filosofía y conceptos religiosos originales del Ikebana aún no son olvidados en muchas de ellas.

3 comentarios:

  1. Gracias por publicar este tipo de información , ya que como lo mencionas no existe información a la sobre el tema, mil gracias , me ha sido util tu información

    ResponderEliminar
  2. hola que buena publicación.Me gustaria que nos recomendaron algunis libros acerca de este arte tan maravilloso

    ResponderEliminar
  3. Agradezco tu generosidad para compartir sobre el ikebana, no se puede olvidar que este arte refleja la simplicidad, y la impermanencia de toda la materia.

    ResponderEliminar